Estar enfermo/a | FRITHS #5

Unas cuantas pastillas, un jarabe y un té de manzanilla. Dolor de cabeza, sueño, frío, apatía. Te dan un día en el trabajo o en la escuela. Eso es estar enfermo… para tí.

Algunas personas en el mundo tenemos enfermedades crónicas, eso significa que no tienen cura. Sólo se controlan.

En Diciembre del 2014 me diagnosticaron Asma (severa) y si, ya se, seguramente en la primaria tuviste algún compañero nerd que tenía asma y nunca jugaba futbol contigo. Quizá nunca viste un ataque porque siempre estaba tranquilo, siempre se cuidaba, etc.

Y si viste alguno, qué suerte tienes.

A lo largo de casi nueve meses de ser enferma “crónica”, me he topado con muchos comentarios como:

“Tener asma significa que debes sacar tus emociones”, “Estás deprimida, ¿Por qué no te relajas?”, “Los problemas pulmonares siempre son emocionales porque te ahogan”, etc.

A ver, primero, ¿Eres doctor? NO.

Segundo ¿Te pedí tu opinión? TAMPOCO.

Cuando estás enfermo, sobre todo de una enfermedad crónica, a la gente le cuesta trabajo entender que no vas a mejorar. A pesar de que deseo profundamente encontrar una cura a todos mis “males” (porque no es el único), sé que hay muchos que tendré toda mi vida. Ahora, eso no significa que siempre me voy a sentir mal, habrá días malos, pero para eso existe la medicina ¿no?.

Continuando con las cosas que he pasado en estos nueve meses, me ha dado tiempo de entender lo que realmente es estar enferma, no es estar sólo en la cama con una cantidad inmensa de medicina, es sacar fuerzas de donde crees no tener. Es saber que ha afectado cómo me veo a mí misma, que no soy invencible. La enfermedad me recuerda constantemente sobre la mortalidad y lo que mi cuerpo es capaz y no de hacer.

Ha afectado cómo los otros me ven. ¿Cómo no me van a ver diferente después de parecer estar rompiéndome en pedazos en la sala de emergencias? ¿Estar buscando desesperadamente oxígeno porque siento que me ahogo? ¿Sentirme fuera de este mundo?

Ha afectado mis aspiraciones, algunos sueños se han ido a la basura por el simple hecho de no ser “realistas”. En ocasiones estoy limitada a una caja de cristal, no, mejor de cartón para que no se rompa y me lastime.

Ha afectado, simplemente, vivir.

Legar a ese momento en el que entiendes por qué estás enfermo es como una gran iluminación. Aceptas que esta “Maldición” es más bien solo parte de tu vida. Debes aprender algo de esto y no es porque hayas hecho algo malo y sea tu enseñanza de los Dioses. Simplemente debes aprender algo, quizá a ser más paciente o agradecido.

En mi caso, fue la inspiración. Quiero inspirar a la gente. Quiero demostrar, así como muchas otras personas en el mundo, que una ( o muchas) enfermedad no debe detener tus sueños.

Entre otras muchas cosas que me dejó ese momento de “Iluminación”.

Ahora, estar enferma también me ha enseñado mucha medicina, debo mencionar. Pero esa es otra historia…

TODOS A TU ALREDEDOR ESTÁN LUCHANDO CONTRA UNA BATALLA DE LA QUE NO SABES NADA. SÉ GENTIL CON TODOS.

-PPS

CINEMAGRAM

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s